¿Subcontrata o colaborador?

A la hora de buscar subcontratistas para iniciar un nuevo proyecto de construcción, uno los aspectos en los que me fijo, es cómo me podrían ayudar a resolver cualquier problema o imprevisto durante la ejecución de la obra y sobretodo una vez acaba su actividad. Realmente lo que busco no son proveedores, o subcontratistas sino colaboradores. Por eso es importante interesarte por las personas que conforman el equipo, las tareas que desempeñan cada una de ellas y sobretodo crear una relación de confianza y compromiso para conseguir alcanzar los objetivos del proyecto.

Cuando hablo de proveedores, me refiero a una relación cliente — servidor. Tu pide y yo te sirvo exactamente aquello que me pides. En cambio los colaboradores además de ofrecerte el producto o servicio contratado te proporcionan soluciones a problemas incluso inherentes a la propia ejecución, porque entienden tus necesidades.

El colaborador tiene la capacidad de ponerse en tus zapatos. Visualiza el problema desde fuera, proporcionando ideas y soluciones que permitan acotar el proyecto de una forma adecuada.

Tener proveedores y subcontratistas que compartan valores, que su forma de trabajar y su responsabilidad por el proyecto vaya alineada con la tuya, te permite adelantarte a los problemas, reducir la incertidumbre y plantear alternativas que aporten valor al cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *