El verdadero cambio no es «procedimental» ni «estratégico» ES CULTURAL

Aún a fecha de hoy, muchos managers  hablan de requerir planes, procedimientos, estrategias, políticas en papel como base para el cambio, sin prestar atención a que el verdadero cambio no es “procedimental” ni «estratégico»… es CULTURAL.

Si aún eres de los managers salvables, y quieres plantearte un cambio, ya sea ágil o como quieras llamarlo, ten presente que un cambio ágil es un cambio cultural. Y que un cambio cultural es bastante más complejo que escribir un powerpoint. Y que el cementerio de powerpoints estratégicos está lleno, por todos aquellos powerpoints que obviaron la cultura de la organización para la que fueron escritos.

«Las estrategias, están sujetas a cambios, a ser abandonadas, a ser reemplazadas. Están bien delimitadas en el tiempo y serán redefinidas cuantas veces sean necesarias para la supervivencia y éxito de la compañía. La cultura es el core, el alma de las empresas. Da a las compañías la capacidad de resiliencia que una estrategia no puede. Es la fuerza interior que mueve y define la vida de una organización»   «LA CULTURA SE COME A LA ESTRATEGÍA PARA DESAYUNAR»

 La cultura marca la diferencia, la cultura no se cambia diseñando un procedimiento, ni marcando la estrategia a seguir,  el cambio cultural, si es que es posible, es un trabajo constante de guerrilla y desde abajo:

  • Individuos y su interacción, por encima de los procesos y las herramientas.
  • Lo que funciona, por encima de la documentación exhaustiva.
  • La colaboración con el cliente, por encima de la negociación contractual.
  • La respuesta al cambio, por encima del seguimiento de un plan.